Es el momento de tener un cargador común europeo

Deutsche | Eesti | English | Español | Italiano | Français | Nederlands | Polskie 

PETICIÓN

Para: Thierry Breton, Comisario Europeo de Mercado Interior y Servicios

 

Todo el mundo lleva cargadores encima. Cuando nos olvidamos de llevarlos, existe el riesgo de no poder encontrar el cargador adecuado y acabar con la batería a cero. No hay una buena razón para no tener todavía un cargador común. Es el momento de solucionar el caos de cargadores al que nos enfrentamos a diario.

Durante 10 años se ha debatido la posibilidad de avanzar hacia un cargador común para todos los móviles y otros dispositivos de tamaño pequeño y mediano, como tablets y lectores de libros electrónicos. En 2014, el Parlamento Europeo aprobó una directiva que exigía un cargador común en la UE. Debido a la presión agresiva de las empresas, en particular de Apple, todavía no hemos llegado a este punto.

No se trata sólo de hacer nuestras vidas más fáciles. Cada año se generan 50 millones de toneladas de residuos electrónicos en todo el mundo. 12,3 millones de toneladas de esos desechos electrónicos provienen de Europa. Los cargadores se producen con recursos preciados, y la reducción del número de cargadores es un paso hacia una economía más sostenible.

Y al final somos las consumidoras y los consumidores los que pagamos el precio, ya que nos vemos obligados a comprar un nuevo cargador con cada dispositivo. No es casualidad que Apple sea la compañía que más se resiste a una solución universal; es la que más dinero gana con esta situación.

Esto no va sólo sobre cargadores, sino sobre quién está al cargo. ¿Representantes políticos electos o grupos de presión corporativos? Estamos enviando un mensaje claro a la Comisión: dejad de bloquear el cargador común.

 

¿Vas a firmar?

Después de 10 años de retraso, es hora de seguir adelante con el cargador común. Llevar cargadores es una molestia para todo el mundo, y se generan millones de toneladas de residuos electrónicos cada año. Unas pocas corporaciones están obteniendo beneficios y el resto de nosotras y nosotros (así como el medio ambiente) estamos pagando el precio.

¡Firma la petición por un cargador común europeo!